ALBARRACIN

25 lugares para disfrutar, 25 razones para enamorarte de la Sierra de Albarracín

Slider

ALBARRACÍN PUEBLO A PUEBLO

25 lugares para disfrutar, 25 razones para enamorarte de la Sierra de Albarracín

La Sierra de Albarracín, en Teruel, es el destino ideal para desconectar o reconectar y vivir la naturaleza en estado puro. Solo, en pareja, con amigos o en familia, hay actividades, rutas y planes para todos, para una escapada corta o una estancia más larga. Aquí, en Albarracín pueblo a pueblo encontrarás información práctica, qué ver, qué hacer, restaurantes, hoteles y otros alojamientos, rutas, planes…todo lo que necesitas para tu viaje a la Sierra.

Además de la cautivadora ciudad de Albarracín, su historia y su bella arquitectura, podrás descubrir los encantos de los pueblos serranos. Podrás disfrutar de mil y un senderos, miradores que quitan el aliento, hermosas lagunas (Bezas) nacimientos de ríos como el Tajo o los ríos de piedra (Orihuela del Tremedal), ojos y cascadas de increíble belleza (El Vallecillo y Calomarde), la flora y fauna de la sierra, la gran variedad y cantidad de setas en otoño,… Éstos son tan solo algunos de los ingredientes de la comarca.

La Sierra es un lugar donde geología y arquelogía florecen. Simas, dolinas, gnammas, fósiles, piedras y rocas de otro mundo, como las areniscas rojas en el Paisaje Protegido de los pinares de Rodeno, meca para los amantes de la escalada en bloque o boulding, en el monte, junto a miles de pinos, decorados con parideras, masadas, mil fuentes y abrevaderos y otras construcciones ganaderas que nos acompañan pueblo a pueblo.

Albarracín nos descubre una mirada al pasado a través de pinturas rupestres, obras arquitectónicas romanas (Gea), castillos medievales (Ródenas y Peracense) arquitectura religiosa (catedrales, iglesias, ermitas y peirones) testigos de la guerra civil como trincheras, escondites y campamentos de los maquis (Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, Griegos…) incluso podemos disfrutar del arte contemporáneo en Guadalaviar.

Los pequeños pueblos serranos algunos con menos de cien habitantes ubicados en enormes extensiones naturales donde el bosque, el ganado y el cultivo son los protagonistas, albergan un gran tesoro: sus gentes. Gente serrana muy auténtica, amable y hospitalaria, hecha al entorno rural en el que habita. Un viaje a la Sierra es una invitación a conocer su historia, sus costumbres, su gastronomía, sus leyendas, sus tradiciones aún muy vivas, un viaje hacia la cultura de la Sierra de Albarracín. En Albarracín pueblo a pueblo podrás encontrar algunos testimonios serranos.

Bienvenidxs.